«¿Soy músico?¿Soy productor?¿Soy ingeniero?¿Qué carajo soy?» por Guido Nisenson

Cuando este artículo se haya publicado en el blog de Promusic, yo ya habré cumplido 58 años. Lo aclaro para contextualizar los conceptos sobre los que quiero hablar. Considerando mi edad y los años que llevo trabajando en la música (iba a escribir “en el negocio de la música”, pero me pareció una expresión bastarda para lo que realmente quiero decir), claramente comencé y aprendí todo lo referente al sonido, tanto de estudio como en vivo, en un universo analógico. Pero no quiero hacer algo que vi hacer hace unos años a Alan Parsons en una conferencia de AES en Los Angeles; el elogio fácil de lo analógico, la diatriba contra lo digital y las nuevas formas de hacer música, levantando fácilmente el aplauso de mis colegas “puristas”.

A riesgo de haberme extendido demasiado en la introducción, y considerando que en la actualidad sabemos que el coro en las nuevas canciones pop (incluyendo Trap, Regueton, etc) tiene que entrar como tarde en el minuto 1, me parece necesario ahora si entrar de lleno en el tema:

¿Que carajo soy? ¿Soy músico? ¿Soy productor? ¿Soy ingeniero? ¿Se puede ser todo al mismo tiempo? ¿Y hacerlo bien?

Estas habilidades/profesiones no son un dogma de fé, quiero decir; no hay solo una forma de hacerlo bien. Dicho lo anterior, lo que sigue es la humilde opinión de la persona que escribe. Esta es mi experiencia al respecto:

Supongamos que eres músico, tienes unas 4 o 5 canciones, y una interfaz de audio en tu casa/estudio. Supongamos que tocas la guitarra, los teclados, el bajo y cantas. Supongamos que también sabes programar una batería, y unos arreglos de sintetizadores, cuerdas o metales. Supongamos que tienes las ideas de cómo deberían ser esas canciones. Y por ultimo, que sabes grabar y mezclar más o menos con conocimiento y criterio. Entonces; habrías sido el músico/cantante, productor e ingeniero de tu propia música.

Para alguien de mi edad poder hacer todo eso en casa es como un sueño hecho realidad. ¡TODO en mi casa! ¡Todas las horas del mundo para hacer y rehacer hasta el cansancio, mezclando y retocando hasta la perfección! ¡Maravilloso! Hasta aquí el lado positivo de la cuestión. Ahora pasémonos al lado oscuro del tema.

Excepto unos casos puntuales de gente ultra dotada y talentosa, no todo el resto de los mortales (entre los que me incluyo) somos capaces de hacer todas estas cosas y hacerlas bien. Lo más probable es que seas MUY bueno en algún(os) campo(s) y en otros no tanto. Eso sería el primer aspecto negativo.

Otro aspecto tiene que ver con la suma de ideas cuando uno trabaja de manera conceptual. ¿Qué quiero decir con esto? Más personas aportando ideas y conocimiento especifico en distintas áreas, todos alineados detrás de un concepto previo, suelen dar como resultado una mejora exponencial del trabajo (hecho artístico, música o como quieras llamarlo).

¿Qué es eso del concepto previo?

Una gran manera de evitar las batallas de egos y demás perdidas inútiles de tiempo, energía y saliva cuando estamos trabajando nuestras canciones, es tener una idea previa de lo que vamos a hacer, delimitando el campo en el que nos vamos a mover. ¿Nuestra canción va a ser rock? ¿Pop? ¿Rock pop? ¿Reggae?¿Cumbia? ¿Reggaetón? ¿o Trap? ¡o lo que sea!, tomando elementos de otros géneros, pero no porque tengamos 30 bancos de sonidos en el computador los vamos a usar todos, solo vamos a usar los que sirvan a nuestro concepto previo, para dar un ejemplo.

Entonces podríamos decir que lo negativo seria la falta de interacción con otros expertos en sus campos; un productor que saque lo mejor de tus canciones, un ingeniero que las haga brillar con el mejor sonido y el mas adecuado para ellas, músicos que te den ideas nuevas y mejores que jamás se te hubieran ocurrido. O sea, volviendo al principio; no hay mejores o peores, hay diferentes situaciones y métodos que nos sirven para distintos proyectos, presupuestos y músicas. De todas maneras esas sociedades de músicos, especialmente jóvenes, tanto en la era del jazz como en la del rock, han dado ese resultado de calidad excepcional que no fue mas que la conjunción de personas trabajando juntas.

Deja un comentario

Deja un comentario