«Se busca músico: ¿requisitos?» por Seba Puente (AudioCustom)

No es nada nuevo que la tecnología nos ha permitido realizar un sinfín de tareas con mayor facilidad y rapidez que antes, claro que esto siempre acompañado de ciertos pros y contras que se presentan de manera natural con todos estos cambios tecnológicos.

Por ejemplo, el sector de realizadores de videos para YouTube, tiene una manufactura que la hubiese querido cualquier canal de televisión abierta hace veinte años atrás. No obstante, esto los obliga – en mayor o menor medida – a mantenerse actualizados constantemente, ya que las exigencias para participar son cada vez mayores.

Hace unas décadas era suficiente que un músico supiera de armonía y tocara bien su instrumento, si además tenía la capacidad de aportar de manera compositiva en algún proyecto, tanto mejor. Esto radicaba en que su trabajo se enfocaba plenamente en el arte, de todo el resto, se encargarían los sellos discográficos, manager y A&R’s. Sin embargo las cosas han cambiado enormemente, cuando de competencias se habla, ya no basta con solo saber de música – que según mi opinión sigue siendo lo más importante – sino que además es necesario aprender varias otras áreas, en – al menos – un nivel básico, para así poseer cierta autonomía a la hora de desarrollar un proyecto artístico/musical.

En este blog quiero hablarles directamente sobre cómo un músico/artista/banda debería desenvolverse en la actualidad, en especial al momento de armar un proyecto con dos o más músicos. Más aún si se desenvolverán en el circuito de la autogestión o DIY (Do It Yourself / Hazlo tu mismo).


1. Conocer algún software de grabación (DAW)
La época en donde los estudios profesionales se vieron amenazados por los homestudios ya quedó atrás, pero no por eso no podrás tener tu propio estudio casero. Realizar demos, maquetas y grabar ideas que puedan dar pie a una nueva canción, ya no debería ser un problema para nadie que esté involucrado en la autogestión musical. Asimismo, ensayar, grabarse y escucharse después, es uno de los ejercicios mas fructíferos que puede tener una banda. No es necesario un gran estudio para ello, incluso para los artistas individuales una buena aplicación en su smartphone basta y sobra.

2. Competencias gráficas y audiovisuales
Similar a la tarea de grabarse, es importante saber desarrollar material gráfico y/o audiovisual para tu proyecto, adquiriendo gran valor si lo proyectas como una herramienta para conseguir una mayor audiencia. No saber usar un poco de photoshop o algún editor de video que te permita hacer alguna publicidad llamativa para tu banda, te deja -literalmente- fuera del juego. Nadie dice que seas experto en diseño, pero al menos saber construir un croquis sobre lo que tienes en mente basta y sobra para poder relacionarte con algún experto en el área.

3. WARNING: Redes Sociales
El uso de las redes sociales es un tema que no debe pasarse por alto. Debemos tomar con profesionalismo cada publicación que hacemos, incluso la más lúdica, y siempre pensando en el bien para tu proyecto. Las reglas son simples:

  • Nunca hagas un post en horarios inadecuados. Investiga y analiza tu público objetivo. Las redes sociales permiten hablar en presente, pasado y futuro. Una espontánea foto del ensayo a medianoche puede ser mal gastada, siendo mucho más útil utilizarla a la mañana siguiente.
  • Aprende a diferenciar tu perfil personal de la fanpage de tu proyecto musical. Al igual que en un bar, evita hablar de política, futbol o religión. Discutir en redes tópicos que no se relacionan con tu perfil, solo hará que ganes detractores y muy probablemente terminarás convertido en un «gracioso» meme. Respeta tu trabajo, valóralo y muéstralo con toda convicción a tu potencial público.
  • El post debe tener veracidad en lo que muestra. Si tu no crees o no te gusta lo que estas mostrando, al público le ocurrirá exactamente lo mismo. Trata siempre de mostrar una faceta real y acorde a tu realidad, solo así podrás contar verdaderos likes al final del día.

4. Capacidad de Apostar
Esta es una de las reglas más elementales y que envuelve a todas las anteriores. Va relacionado directamente a cuanto te permites dar por tus metas. No solo está vinculada al dinero, si no también al tiempo que quieras y puedas invertir.

¿No sabes usar un DAW? ¿No sabes hacer material visual? ¿Te cuesta manejar las RRSS? Entonces invierte, asesórate, estudia. Todo en la medida de lo posible. Por cierto, el dinero es importante y por ningún motivo debe ser obviado, pero este punto me gustaría abordarlo en otro blog con mayor dedicación ya que también existe el mito de que mientras más gastas más oportunidades tienes y, por lo general, no es así.

Entonces, para formar una banda o convocar a un músico para un proyecto emergente, ¿en qué debería fijarme?, ¿es mejor un músico que desarrolla otras habilidades? ¡Claro!, pero que no se mal interprete, no quiero decir que debamos ser fríos y calculadores al momento de crear una banda, no debemos olvidar que la idea principal es hacer música y está funciona entre personas afines. Solo procura desarrollar diversas competencias, que puedas formar un equipo y que cada uno se sienta cómodo en el aporte que hace, incluso el amigo más tímido de la banda tiene habilidades escondidas que no ha descubierto.

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Anónimo Reply
    abril 4, 2019 at 7:46 pm

    Excelente columna. Gracias por el aporte

  2. Harry Terband Reply
    abril 6, 2019 at 4:29 pm

    Este año toco 60 años música. Empecé martillando el piano con 3 años.un 10 años después estaba un Rey en Boogie Woogie y tocando blues. En este época empezó en abrir el piano para ver cómo pude cambiar el sonido… con papel. Punaises, no se que. Resultado: otra música. Un par de años después compré mi primero piano Electrico de Hohner. No tuve la plata para un Fender Rhodes. Mientras escuchando Herbie Hancock, Miles Davis, Etc. Ahora ya con bandas. Resultado: otra Musica. Un otro 6 o 8 años después compré mi primero computador, Yamaha MSX para hacer música. Fracaso… Pero el midi me dejó comprar un montón de teclados y tuve mucho felicidad con el rack con Yamahas, Roland’s, Korgs hasta me robaron todo. Con 49 de edad paró mi aventura de bandas y festivales de Jazz. Por la emigración hacia Chile. Quedo con mi Korg 3000i. En 2007 grabé con GarageBand un CD con música tranquila o Lounge. Todo preprogramado y así pude tocar como una banda entera en vivo. Un 3 años atrás a penas toqué mas música. No entendí que me pasó. Parkinson estaba manifestándose. Simplemente no pude y finalmente físicamente tampoco. Ahora toco con gratis software como noise, groove box, launchpad, Roli en mi IPads, todo DAW. Cada semana en un grill bar, en fiestas hasta un show en el teatro.
    Escribí esto no para decirles “mira mi”, pero para decir que yo pienso que la música tiene también un desarrollo (tecnológico). El artista de verdad es siempre buscando nuevas caminas. Piensas que Beethoven hoy estaba tocando piano?
    Gracias para escribir to blog.
    Este noche en Cascais voy a tocar Summertime (1932) de Gershwin y Verano verano una intérpretacion mío. Lo
    Misma pero igual algo total diferente.

Deja un comentario