«Principios básicos de Estereofonía» por Cristian Mardones

Hoy quisiera hablarles de la estereofonía y algunos principios básicos que debiésemos tener en cuenta tanto en el uso microfónico como en mezcla, ya que en la mayoría de las charlas que he brindado siempre hay dudas al respecto que espero en alguna medida puedan encontrar respuestas en este articulo.

Primero, ¿entendemos lo que es la estereofonía?

La primera respuesta que se obtiene a esta interrogante es que se trata del audio registrado en dos pistas para luego ser reproducido por dos canales independientemente amplificados (Left y Right). ¡Muy bien! Pero poco se entiende de como procesamos la información recibida por nuestros oídos en nuestro cerebro o que mecanismos (psicoacústicos) están involucrados en la localización o posición que tendrá una fuente en el eje horizontal; lo que podríamos denominar como espacio o escenario sonoro.

Aquí es donde vale la pena explicar de manera resumida bajo que principios actúa nuestro cerebro en base a la información sonora que recibe cada uno de nuestros oídos. Factores relevantes a tener en cuenta en la conformación de una imagen estéreo:

Nivel relativo interaural

Nuestro cerebro posicionará una fuente sonora en un punto del horizonte del cuadro imaginario que mencionábamos (espacio sonoro) según la diferencia que pueda existir con un sonido percibido a mayor intensidad por un oído con respecto al otro. Esto es el principio activo de funcionamiento para el control tipo pan-pot. Este mecanismo de posicionamiento también es llamado ILD (Interaural Level Difference o Diferencia de Nivel Interaural).

d1 y d2 diferencias de distancia

Diferencias de tiempo interaural

Si una fuente se encuentra más próxima de un oído con respecto al otro, además de un ILD, existirá una diferencia en el tiempo de arribo de un frente de ondas a nuestros oídos, ya que recordemos que la velocidad del sonido tiende a ser constante bajo condiciones determinadas, por lo que el objeto en el espacio sonoro tenderá a orientarse hacia el oído donde llegue primero esta señal.  Este mecanismo de posicionamiento se conoce como ITD (Interaural Time Difference o Diferencia de Tiempo Interaural).

t1 y t2 diferencias de tiempo

Frecuencia

Este factor es muy importante a considerar ya que esta magnitud en un sonido determina, por decirlo de forma simple, el tamaño de este con respecto a nuestra cabeza y a la separación entre nuestros oídos. En regla general podríamos decir que un sonido grave (o bajos) posee longitudes de onda que pueden superar el tamaño de separación entre nuestros oídos y hacer insignificante el efecto de sombra acústica (como referencia pensemos que esto podría ocurrir en sonidos bajo los 800 Hz), y lo contrario entonces ocurriría a frecuencias más altas o superiores a este punto, donde el tamaño y masa de nuestra cabeza seria un obstáculo mas grande y generaría entonces sombra acústica de lo que escucha un oído con respecto a otro.

Diferencias de longitud para una f grave vs f aguda

Como ultimo elemento, claramente estarían la diferencias de fase que se generarían en base a estos factores de nivel y tiempo, lo que nuestro cerebro también utiliza para determinar la procedencia de una fuente y posicionarla aun lugar relativo.

Con este sencillo análisis, podemos comprender de mejor manera el como tratar o evaluar nuestra microfonía estereofónica, para seleccionar el uso de distintos tipos de balances naturales (par espaciado, casi coincidente, o coincidentes), ya que cada uno conformará la imagen deseada y distribución espacial según los distintos mecanismos de percepción bajo la siguiente lógica:

Par espaciado ó AB

Al estar un micrófono muy separado del otro, la imagen estereofónica percibida será en función mayormente a la diferencia de tiempo si es usado en conjuntos de fuentes sonoras relativamente no muy distantes entre sí. Esto a su vez provocará grandes diferencias de fase, y por lo tanto, es muy poco compatible con sistemas monofónicos donde se podría percibir un importante efecto peineta.

Estereofonía basada en ITD > ILD

Par casi coincidente

Como las distancias entre los micrófonos están en un  promedio similar a la separación interaural (Ejemplo: 17 cm. @ 110º para un ORTF y 30 cm @ 90º para un NOS), y se usan principalmente patrones de las familia cardioide (donde la mayor sensibilidad del micrófono ocurre a sus 0º), el ángulo entre micrófonos será determinante para orientar la percepción del mismo a una posición, por lo tanto, será mas relevante la diferencia de nivel que se provocará entre micrófonos, que las diferencias de tiempo existentes. Menores conflictos MONO/STEREO para frecuencias bajo 800 Hz. Buena sensación estereofónica.

Estereofonía basada en ILD > ITD

Par coincidente

Por el hecho de tener las cápsulas de los micrófonos en un mismo punto de distancia con respecto a la fuente, no se tendrá diferencias de tiempo y fase, por lo tanto la imagen estereofónica en estas técnicas (XY, Blumlein, MS, etc.) se conformará netamente por la diferencia de nivel que se de entre los micrófonos dependiendo de la angulación y patrón polar de los mismos. Absoluta compatibilidad MONO/STEREO, baja riqueza en sensación estereofónica.

Por ultimo y para cerrar, estas mismas lógicas, principios y otros elementos como la persistencia sonora, HRTF, y otros no abordados aquí, y que en un futuro escribiré, nos pueden llevar a tomar decisiones en el uso de paneos, delays, ecualización, fx, etc, en nuestras señales, así enriqueciendo de manera técnicamente coherente nuestras mezclas.

Un gran abrazo a todos los lectores,

Deja un comentario

Deja un comentario